El Cerdo Ibérico

Historia y evolución ligada a la bellota
y a las Dehesas del Suroeste español

Hablar del cerdo ibérico, supone centrarse en el porcino extensivo español, en sus dehesas arboladas, y en una agrupación racial extraordinaria, conservado, todo ello hasta nuestros días gracias a la perseverancia y esfuerzos de entusiastas ganaderos, sus porqueros, y como no, de la industria transformadora.

Su historia y evolución está ligada totalmente a la bellota y a las Dehesas del Suroeste español, y en su desarrollo ha atravesado gravísimas crisis, lo que pone de manifiesto su excelente adaptación.

La importancia del porcino ibérico reside en la extraordinaria calidad de sus carnes, cuya característica fundamental es la infiltración grasa que les proporciona jugosidad y terneza y las hace muy adecuadas para la elaboración de productos transformados, a los que la disposición interfibrilar de la grasa confiere un grato sabor, aportando materias sápidas y aromas muy agradables al olfato y gusto.

Si a ello unimos la peculiar composición en ácidos grasos, con destacada proporción de la estructura monoinsaturada (ácido Oleico), que proporciona a la grasa de cerdo ibérico la condición de “cardiosaludable” puesta de manifiesto en diversas investigaciones llevadas a cabo en los últimos años, se comprende la creciente demanda de dichos productos.

   
Untitled Document

Productos

Jamones
Lomos
Tocinos
Carnes
Loncheados
Ofertas

La Empresa

Torres de Briz
La Dehesa
El Cerdo
El Corte

Noticias

News

Redes

Encuéntranos en las redes sociales: